Virginia Berasategui: “Lo más duro es mantenerse año tras año en la élite”

La Ironman y Triatleta es la primera deportista española fichada por Polar

Publicado en

Publicado en el 2012
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Es mejor Triatleta Absoluto español del Siglo XX, según el título otorgado por la Federación Española de Triatlón, medalla de bronce al Mérito deportivo concedida por el Consejo Superior de Deportes, Ilustre de Bilbao… sus triunfos en triatlón, duatlón, ironman y otras especialidades relacionadas en competiciones por todo el mundo son imposibles de reseñar aquí dada su abundancia. Virginia Berasategui, desde que empezó a competir como juvenil en el año 1991, se mantiene entre las mejores del mundo.

Una carrera extensa y llena de éxitos…
Sí, llevo ya 21 años en el triatlón, desde que tenía 15. Son muchos años haciendo lo mismo, y desde pequeña ya conseguí medallas en cada categoría europea y mundial.

¿Cómo lo valoras ahora, mirando atrás?
Lo difícil es mantenerse año tras año en la élite, es lo más duro. Y cuando has conseguido vez tras vez podio, medalla, se pone el listón muy alto, tanto por parte de una misma como por parte de los demás. Sin embargo es muy difícil estar siempre arriba y hay quien te recrimina si bajas a un quinto o sexto puesto… pero en realidad, estar ahí arriba, aunque no se gane, es ya un triunfo cuando estás compitiendo frente a las mejores del mundo.

¿Algo así pasó en el último Ironman de Hawai?
Fui décima, lo que de todas maneras en esa competición representa hacer podio. A algunos les podrá parecer que fracasé después de mis resultados en años anteriores (sexta en 2008, tercera en 2009, cuarta en 2010), pero yo soy la única del mundo que ha hecho podio consecutivamente en los últimos cuatro años. Y es que sobre todo, para mí, el éxito es superarme a mí misma. El pasado año fue muy difícil, con lesiones, con problemas personales… el décimo puesto en Hawai fue una victoria personal.

¿Cómo se hace un triatleta?
Mis inicios fueron de nadadora y atleta, cogí la bicicleta más tarde pero al final es lo que más me gusta. La natación es más técnica, si no empiezas a practicar de pequeño es más complicado mejorar; en carrera y bici es más fácil progresar a base de preparación y entrenamiento. Pero en mi especialidad de triatlón el papel de la natación no es tan determinante como en la categoría olímpica: nosotros hacemos 3,8 km de natación, 180 km de bici y 42,1 km de carrera. Si fallas en natación aún puedes tener oportunidad de recuperar en lo que queda de competición.

¿Qué recomiendas a quien quiera iniciarse en triatlón?
Es un deporte duro, requiere tiempo, disciplina y constancia, pero si ya se ha hecho deporte y se tiene una base, con entrenar una especialidad (natación, bici, carrera) cada día puede bastar para conseguir la forma. Lo más importante es disfrutarlo, a partir de ahí con ganas y perseverancia se puede hacer. A nivel mental tiene la ventaja de que es variado y la satisfacción que se obtiene al terminar un triatlón –y mucho más al terminar un ironman- es indescriptible. 

Tras 21 años en la élite, ¿cómo ves tu futuro?
Llevo haciendo deporte toda mi vida y seguiré compitiendo, pero no sé cuánto más a nivel de élite... quiero tener una calidad de vida, este ritmo machaca mucho después de tantos años y quiero hacer más cosas. Soy muy inquieta, quiero vivir nuevos retos deportivos y profesionales, me apetece plantearme nuevos objetivos para dentro de 2 ó 3 años.