Ramon Julian: “Mi mayor satisfacción es ser un referente para la juventud”

El mejor escalador del mundo quiere revalidar su título este año

Publicado en

Publicado en el 2012
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Ramon Julian (Manlleu, Barcelona, 1981) está considerado el mejor escalador del mundo en la actualidad, y es que es Campeón del Mundo, Campeón de Europa, Subcampeón de la Copa del Mundo 2011, Campeón de la Copa del Mundo 2010, el único que ha ganado 5 Rockmaster de Arco… aparte de otras muchas destacadas gestas tanto en competición como en escalada en roca.

Con tantos éxitos, ¿cuáles son tus mayores satisfacciones, los campeonatos, la superación personal, la escalada en sí…?
Haber llegado tan lejos como escalador y ser un referente para la juventud que viene atrás y la de ahora. Pero cada uno de los logros que he realizado en escalada en roca o en competición han sido como sueños hechos realidad en los que, si te lo propones y lo das todo, te das cuenta que puedes conseguir lo que realmente quieres: con motivación, disciplina y sacrificio puedes llegar a lo más alto. 

¿Cuál es tu especialidad de escalada preferida?
La escalada deportiva de dificultad, y lo que más me gusta es escalar en roca, estar al aire libre, en la montaña, con buenas vías y sobre todo muy difíciles para poder llegar a la escalada más extrema. Mi estilo preferido, por eso, son las vías de agujeros, de uno o dos dedos, de una altura de 20 a 25 metros, de resistencia sin reposos, de aquellas vías de las que no puedes parar hasta llegar a la cadena.

¿Cómo valoras la escalada en roca frente a la resina?
Sobre la escalada en roca o la competición, pues qué decirte… te diría que son como dos mundos diferentes. En la roca disfrutas por el simple modo de escalar libre de presiones, de nervios, con relajación, por la simple sensación que te sientes libre. En la competición es todo lo contrario, siempre son muros artificiales, muchas veces interiores, con nervios, con presión; esto conlleva malas jugadas, es todo un mundo de sensaciones que hay que controlar para llegar a lo más alto, hay tensión, frustraciones, alegrías pero, sobre todo, es lucha para vencer los limites personales de uno mismo.

¿Desde cuándo te dedicas a la escalada? ¿Cómo te iniciaste?
Me dedico desde el año 96, pero me inicié en el año 95 cuando tenía 13 años. Todo empezó cuando, a esa edad, mi padre me llevaba siempre a la montaña y un día en que pasamos por una zona de escalada cerca de donde vivimos dio la casualidad de que había un amigo de mi padre que me dejó probar escalar. Me gustó tanto que al cabo de pocos días me compré todo el material, pero tuve la mala suerte que al cabo de dos días me caí desde una altura de unos 3 metros al suelo, con la mala pata de caer mal sobre un resalto de la pared y como consecuencia me fracturé el pie. Luego, ya recuperado, a los 14 años volví en serio y hasta el día de hoy.

¿Cuáles son tus lugares preferidos para escalar?
Mis escuelas favoritas son Montserrat, Montgrony, Margalef, Siurana, Céuse, Oliana. Cada una de estas escuelas me ha llevado a una progresión constante que ha marcado mi evolución como escalador.

¿Se puede vivir profesionalmente de la escalada?
Se puede vivir, gracias a los patrocinadores, premios de competiciones, becas que puedas conseguir… pero realmente es muy difícil, son muy pocos, por ejemplo en España, los que tienen el privilegio de conseguir vivir de ello. Y lo malo es que no dura para siempre, es sólo temporal, mientras estás en tu mejor época de escalador.

Hay que impulsar más este deporte…
Yo creo que está en gran desventaja respecto a muchos otros deportes, como el caso del fútbol, el tenis, etc.. La escalada es un deporte muy minoritario, aunque cada vez hay más gente escaladora. Es un deporte que no vende, no tiene difusión mediática, por lo tanto no se llega a conocer. Pienso que se tendría que impulsar más en España porque, aunque no lo parezca, hay muchos escaladores buenos y no se conocen. Falta más exposición mediática en los medios de comunicación para dar a conocer más y mejor este deporte.

¿Cuál es tu rutina de entrenamiento?
En un día normal, empiezo a las 8:30 de la mañana en el rocódromo, haciendo bloque, resistencia, continuidad y allá a las 12:00 termino. Luego vuelvo sobre la 15:00 y estoy un par de horas trabajando con ejercicios más específicos del tren superior, como son las tracciones, bloqueos, suspensiones, etc... y cuando acabo el entrenamiento aprovecho para hacer otras cosas de la vida diaria. 

¿Qué otros cuidados debe tener un escalador?
Cuidar la alimentación es esencial. Para llegar a ser un buen escalador hay que minimizar el máximo el peso porque en la escalada es vital la ligereza y la agilidad del movimiento. La fuerza es lo más importante, pero sin dejar de lado la técnica. La preparación mental es substancial, cuanto más relajado se escala más fluido se va y mas energía se ahorra, es un factor muy influyente que se tiene que trabajar con la experiencia que se va cogiendo.

¿Algún consejo para otros escaladores?
En cuanto a material, recomiendo la marca Teckrock (la unión de fixe-faders-aliens camps) para todo lo que es de arneses, cintas , mosquetones, material de equipamiento de vías; a la marca Beal, por sus resistentes y dinámicas cuerdas. Para ropa recomiendo Trangoworld; los pies de gatos, los de la marca Tenaya; para entrenamiento, los rocodromos y presas de TOP 30; y para terminar, en cuanto alimentación, los productos energéticos PowerBar. 

¿Cuáles son tus próximos objetivos?
Para este año, revalidar el título del campeonato del mundo, intentar ganar la copa del mundo, el master internacional de Arco y repetir los títulos a nivel nacional ganados del año pasado.