John Makepeace

Comprometido con la artesanía de la madera y el respeto al medio ambiente

Publicado en

Publicado en el 2001
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Makepeace (1939): A lo largo de su carrera se ha mostrado como un profesional comprometido tanto con los aspectos más artesanales en el tratamiento de la madera como con el respeto al medio ambiente. Así, ha propugnado la creación de escuelas para diseñadores artesanos en Estados Unidos e Inglaterra y paralelamente ha investigado en el mejor aprovechamiento de los recursos naturales. Por ejemplo, recurriendo a la madera de árboles que habitualmente son usados como leña, que en el marco de los planteamientos conceptuales de Makepeace  tienen un gran potencial estructural para la arquitectura y el diseño de muebles y pueden convertirse en fuente de madera ecológica sostenible para el mobiliario del futuro. Está considerado como el principal exponente en Inglaterra  de la Craft Revival, movimiento que propugna la recuperación de la artesanía tradicional.

Ya durante su infancia en Inglaterra, Makepeace mostró su afición hacia la ebanistería y recibió la influencia de Hugh Burkett, partícipe del movimiento Arts & Craft que realza la importancia de la labor artesana en el diseño. Fue posteriormente aprendiz con Hugh Burkett antes de abrir su taller propio. En 1962 fue comisario de una exposición en la Herbert Art Gallery de Coventry y dos años después amplió su taller en Farnsboroug Barn. A partir de 1972, potenció su actividad docente, impulsando la creación de una escuela para artesanos en Nueva York junto a Wendell Castle y abriendo en 1976 un taller estudio para artesanos de la madera en la ciudad inglesa de  Dorset, el Parnham College.

En 1987, fundó el centro de aprendizaje Hooke Park para la investigación y desarrollo del uso de recursos sostenibles en la producción de mobiliario. Esa institución es ejemplo de los principios que propugna. Así, el diseño de los edificios incorpora innovadores elementos construidos con delgados troncos de los bosques del entorno, que se suelen talar para que los ejemplares seleccionados dispongan de espacio en el que crecer. Los árboles desechados son tradicionalmente usados como leña o para fabricar papel, pero Makepeace ha descubierto grandes posibilidades en ellos para la arquitectura y el diseño de muebles.