Eva Ngui: "Todo el mundo es apto para practicar atletismo"

La velocista española compite en la categoría paralímpica para atletas con deficiencia visual

Publicado en

Publicado en el 2012
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Pese a las múltiples lesiones en su carrera deportiva, Eva Ngui fue medallista de bronce en 100 y 200 metros en los Juegos Paralímpicos de Pequín 2008 y medalla de bronce en 100 metros en el Campeonato del Mundo de Atletismo Paralímpico Nueva Zelanda 2011. Ngui, que compite en la categoría T12 (atletas con deficiencia visual cuyo campo de visión es menor de 5 grados), se prepara para afrontar la que posiblemente sea su última olimpiada, Londres 2012, con la ilusión de no lesionarse y dar lo mejor de sí en las pruebas reinas de velocidad.

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción en el campo deportivo?
Mmm… todavía la busco, porque tengo la sensación de que los triunfos me han llegado de rebote, es decir… bueno, sí, mi mayor satisfacción sería pasar un año sin lesionarme. Me he pasado mucho tiempo lesionada cada año hasta ahora y he llegado a las competiciones sin sentirme preparada al completo. Estoy orgullosa de lo que he conseguido pero creo que si me hubiera podido preparar mejor, habría conseguido mejores resultados: el bronce sabe bien, pero sabe mejor el oro. Ahora parece que este año es el bueno, no he tenido ningún problema hasta la fecha y me gustaría llegar a los Juegos de Londres con una preparación al 100% y sabiendo que allí ya dependerá de mí.

¿Cuáles son entonces tus objetivos para Londres?
Me haría mucha ilusión conseguir una medalla en los 200m. Es cierto que ya tengo una medalla de bronce en esa distancia pero cuando la gané me pareció que había sido como de casualidad, porque no me había preparado para esa distancia y pese a ello la conseguí. Ahora llevo 2 años entrenando principalmente para los 200m, lo cual de por sí implica prepararse también para los 100m porque lo que trabajas para 200 te sirve para 100, pero a la inversa no.

La rivalidad es una constante entre los deportistas, ¿es diferente entre los deportistas paralímpicos?
La rivalidad se da por igual, en realidad forma parte de la forma de ser de los deportistas de élite. Está en el mundo que nos rodea, nuestra vida es así. De hecho tiene que ser así porque esa rivalidad surge de la competencia y en el deporte de élite cada uno compite para ganar. En la pista sólo hay rivalidad, fuera podemos ser amigos, hasta cierto límite, pero hay quien puede diferenciar y quien no…

¿Y destacarías algo en específico en cuanto a los atletas paralímpicos?
El de los atletas paralímpicos es un mundo muy grande. Mi discapacidad es de las menos perjudiciales socialmente hablando, pero aún y así me encuentro con situaciones “curiosas”. Por ejemplo, llevo 5 años en el CAR, todos me conocen, pero aún hay compañeros que me dicen cosas como “oye, que ayer nos cruzamos por el pasillo y no me saludaste”, y yo les respondo “¿no te acuerdas de que no veo?”. O en una ocasión le pedí a un profesor que ampliase unas fichas porque la letra era pequeña y yo no las podía ver y me dijo “si no puedes ver por qué haces esta carrera”. Así que son ejemplos de cosas que pasan cada día, no sólo en el mundo del deporte.

Desde hace años estás en el CAR de Madrid, ¿cómo es tu preparación?
Hago el mismo entrenamiento que un atleta que tiene un 100% de visión, sólo que yo necesito más tiempo para aprender los ejercicios técnicos de precisión. A ver, por decir algo, yo necesito como 10 días para aprender lo que una persona con visión normal puede aprender en 3 días (aunque claro también hay gente que aunque vea bien puede ser más torpe y necesitar más tiempo). Bueno, el atletismo es un deporte muy técnico pero cualquiera puede practicarlo, mejor o peor, pero todo el mundo es apto.