Carolina Ruiz: “Las nuevas normas de los esquís de competición cambiarán la manera de esquiar”

La esquiadora andaluza finaliza la temporada en el top 25 de Supergigantes

Publicado en

Publicado en el 2012
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Empezó a esquiar a los 4 años en las pistas de Sierra Nevada, cercanas a su casa. A los 11 años entró en el equipo promesas de la Federación Española. En el año 1997 pasó al equipo nacional absoluto y desde entonces lleva codeándose con la élite mundial de esquiadoras. Sus especialidades, los Descensos y los Supergigantes. Esta temporada ha finalizado en el top 25 de Supergigantes lo que le ha valido la clasificación para las finales de la copa del mundo de esa especialidad. La esquiadora se muestra a la expectativa de la aplicación, a partir de la próxima temporada, del nuevo reglamento que impone un mayor radio de curva de los esquís de competición.

¿Cómo es la vida de los esquiadores de élite?
Pasamos diez u once meses al año fuera de casa, siguiendo la nieve. La pre-temporada empieza en mayo o junio y la temporada dura desde octubre hasta marzo o abril. En verano, nos desplazamos a los glaciares, al invierno sudamericano o neozelandés, buscando el frío para entrenar.

¿Cómo se debe preparar un esquiador?
Este es un deporte de técnica y equilibrio y de fuerza y resistencia. Debemos trabajar la fuerza muscular, sobre todo la parte inferior y un poco la parte superior porque nos ayuda en la estabilidad. Participamos en pruebas que pueden durar un minuto o dos de carrera pero con mucha intensidad: contrarrestar las fuerzas cuando uno esquía requiere mucha fuerza, se necesita un rendimiento físico muy alto. Nuestra preparación incluye horas de esquí junto con trabajo en gimnasio, bicicleta, correr, trabajo aeróbico…

La preparación física es, entonces, fundamental…
Es un ingrediente más, que va a ayudar a esquiar mejor, pero en la nieve las cualidades principales son las dotes de deslizamiento y el equilibro. Se trata de ser fino con la nieve, tener una sensación especial a la hora de esquiar, es algo que no se aprende, se puede mejorar, pero naces con ello o no.

¿Y cómo se llega a ser un esquiador de tu nivel?
Es importante empezar desde muy pequeño, yo empecé a los 4 años. Pero lo que pasa también es que quien comienza aquí en el esquí puede pensar que es imposible llegar a la elite, porque hay pocos referentes en España, sobre todo si comparamos con otros deportes como fútbol o tenis… sin embargo yo misma he podido llegar a este nivel, a estar entre los mejores del mundo. A quien le guste este deporte les digo que si creen en ello no es imposible, que no pierdan la ilusión porque pueden llegar.

Esta temporada está ya casi finalizada, ¿cómo se divisa la próxima?
Habrá un factor muy importante: empieza la aplicación de un nuevo reglamento de la Federación Internacional por el cual el radio de curva de los esquís de competición debe ser mayor que en la actualidad, con el objetivo de mejorar la seguridad frente a caídas y lesiones, ya que se considera que el material actual es demasiado agresivo. Pero los nuevos esquís van a comportar un cambio en la manera de esquiar, habrá que usar una técnica distinta, no habrá tanta conducción, habrá que derrapar un poco más. Va a ser muy interesante.

Este cambio, ¿influirá en el esquiador aficionado?
En principio no, pero todas las modificaciones que se hacen en competición tienen una influencia en el mercado. Quizá en un futuro cambie también el material a nivel aficionado.