Billetes seguros

Las principales señas de identidad de un billete auténtico se pueden detectar al tacto, a simple vista o a contraluz

Publicado en

CNR
Publicado en el 2003
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Tras los tiempos en que la falsificación de billetes era casi un “arte” realizado por diestros artesanos –aunque ello nunca fue un consuelo para las personas timadas- avances tecnológicos como los escaners o las fotocopiadoras en color facilitaron el proceso del copiado. Pero frente a ello la mayoría de billetes en la actualidad incorpora numerosas medidas de seguridad que, en el caso de algunas monedas nacionales, hace prácticamente imposible el conseguir una falsificación que pueda tener garantías de éxito. Las principales señas de identidad de un billete auténtico se pueden detectar al tacto, a simple vista o a contraluz.

El euro, ¿el más seguro?

El ya familiar euro responde al diseño de Robert Kalina, diseñador del Banco Central de Austria que ganó el concurso convocado por la Unión Europea. Puentes, puertas y ventanas buscan simbolizar el espíritu de cooperación y comunicación de la Unión Europea tanto en su seno como hacia el resto del mundo. Otros elementos comunes en el diseño son el nombre de la moneda en caracteres latinos (EURO) y griegos (EYPO), las iniciales del Banco Central Europeo en cinco variantes lingüísticas (BCE, ECB, EZB, EKT y EKP) que abarcan las once lenguas oficiales de la Comunidad Europea, la bandera de la unión y un fidedigno mapa de Europa. Todo ello en vistosos colores que causaron la envidia de otras sosas monedas. Asimismo, las numerosas y avanzadas medidas de seguridad han colocado al euro entre las monedas más difíciles de falsificar del mundo.

El billete de 200 euros:

Al tacto:

  • Papel de algodón: están impresos en un papel especial compuesto principalmente por fibras de algodón. Su tacto es firme, resistente y áspero al taco, con una textura muy difícil de copiar.
  • Impresión calcográfica: las cifras del valor de los billetes, los motivos de ventanas y puertas y las diferentes variantes idiomáticas de las iniciales del Banco Central Europeo están en relieve, lo que también facilita la detección por parte de las personas con problemas de visión.

Al mirar al trasluz:

  • Marca de agua: es visible al trasluz por ambos lados de la zona no impresa del billete y puede verse tanto el motivo arquitectónico principal como la cifra del valor del billete
  • Código de barras: a la derecha de la marca de agua se pueden apreciar los códigos de barras que sirven para el control por parte de máquinas expendedoras.
  • Hilo de seguridad: a contraluz, se puede observar una fina línea oscura que cruza verticalmente el billete y tanto en el anverso como en el reverso se puede leer la palabra ‘euro’ y el valor del billete leer impresos en el hilo
  • Mótivo de coincidencia: en la parte superior de la zona blanca hay una especie de jeroglífico, unos trazos irregulares que se completan al mirar al trasluz mostrando la cifra del valor del billete.

Al girar el billete:

  • Holograma: los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros llevan impreso un holograma metálico; al girar el billete se ve el valor correspondiente en tonos de color brillante y la respectiva imagen del motivo arquitectónico central. En los billetes de menos valor, se extiende una banda holográfica vertical en la parte derecha del anverso que, al girar, muestra el símbolo de euro y el valor en tonos brillantes.
  • Tinta de color variable: en los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros, la cifra que indica el color está impresa con una tinta que varía de tonalidad cuando se mueve el billete.

Otros:

  • Calcografía con microtextos: además de la dificultad que supone falsificar las minúsculas letras, permite su detección al tacto por parte de invidentes
  • Barras en relieve: los billetes de 200 y 500 incorporan unas barras en relieve que permiten su detección por parte de personas con problemas de visión.
  • Banda iridiscente: la franja central del billete brilla y cambia ligeramente de color al ser expuesta a una luz intensa.
  • Para profesionales: el uso de la lámpara ultravioleta permite detectar fibrillas en tres colores (rojas, azules y verdes), cambios cromáticos en la bandera, en las estrellas y los dibujos. Bajo una potente lupa, se pueden apreciar los diferentes microtextos.
  • Medidas secretas: los euros están protegidos con medidas secretas de seguridad sólo conocidas por los Bancos Centrales europeos.  

Más información euro:

El dólar, por fin, seguro

Los billetes de dólar, considerados unos los de papeles moneda de más fácil falsificación del mundo, empiezan a dotarse de medidas de seguridad para luchar contra el fraude. Y, por primera vez en la historia de los Estados Unidos, incorporan más colores que los tradicionales verde y negro. El primero en llegar a las manos de los estadounidenses fue el billete de 20 dólares, en circulación desde octubre de 2003. La casa de la moneda estadounidense dispone también ya de nuevos billetes coloreados y “seguros” de 50 dólares, aunque no serán de uso corriente hasta finales de septiembre o principios de octubre. También se prevé crear nuevos diseños para el billete de 100 dólares y, posiblemente, para los de 5 y 10 dólares.

El nuevo billete de 50 dólares

  • Marca de agua: a contraluz se puede apreciar, en las partes laterales del billete, la imagen del presidente estadounidense que aparece en el centro, Grant en el billete de 50 dólares, Jackson en el de 20.
  • Hilo de seguridad: un hilo de plástico verticalmente embebido en el papel puede ser visto al trasluz en ambas caras del billete. En él están escritas las palabras USA y el valor del billete (USA TWENTY o USA FIFTY) junto a una pequeña bandera estadounidense. Este hilo adquiere un tono amarillo (en los billetes de 50) y verde (en los billetes de 20) bajo una luz ultravioleta.
  • Tinta de color variable: la cifra del valor del billete en la parte inferior derecha del anverso cambia de color cobre a verde cuando se gira.
  • Microletras: su diminuto tamaño dificulta su réplica en falsificaciones. En el billete de 50 dólares las palabras “FIFTY”, “USA” y el número “50” se hallan en dos de las estrellas azules a la izquierda del retrato central. “FIFTY” se repite también en los bordes de ambas caras del billete y “THE UNITED STATES OF AMERICA” está microimpreso en el cuello del Presidente Grant.
  • Identificadores de la Reserva Federal: el sello de la Reserva Federal de los Estados Unidos se halla a la izquierda del retrato y junto a él una letra y un número que identifican la emisión a que corresponde el billete.
  • Número de serie: cada billete contiene una única combinación de once números y letras que aparece dos veces en la cara del billete, en la parte superior izquierda y en la parte inferior derecha.

Más información dolar:

El Yen se protege

Japón no es un país que se haya visto en el pasado fuertemente aquejado por la falsificación de su moneda, según explica el Banco Central nacional. Sin embargo, ante el gran desarrollo de la tecnología que puede facilitar la duplicación de billetes (como copiadoras en color o escaners) y ante el aumento de la masa monetaria en circulación, el Banco de Japón incorporó a partir del año 2000 algunas medidas de seguridad en sus yenes en papel. El billete de 2.000 yenes es el que cuenta con las protecciones más avanzadas, que el Banco Nacional prevé aplicar durante este 2004 también a sus billetes de 1.000, 5.000 y 10.000 yenes.

El billete de 2.000 yenes

  • Marca de agua: en el yen, se crean produciendo variaciones en el grosor del papel, con lo cual se introducen marcas especiales que ayudan a las personas con problemas visuales a conocer el valor del billete.
  • Líneas ultrafinas: algunas partes de las imágenes impresas contienen líneas ultrafinas que no pueden ser reproducidas por una copiadora en color o la impresión offset.
  • Impresión en relieve: algunas elementos, como los caracteres chinos presentes en el anverso o la cifra del valor del billete, impresos en relieve se sienten ásperos al tacto. En el billete de 2.000, la imagen distintiva de la Puerta de Shurei-mon también se halla sobreimpresa. Otros símbolos circulares ayudan a las pesonas con problemas de visión a reconocer el valor.
  • Microletras: se precisa una potente lupa para detectar las microletras “NIPPON GINKO” (“Banco de Japón” en japonés). Otras microletras de diferentes tamaños forman líneas curvas.
  • Tinta luminiscente: un sello rojo en la cara del billete se torna naranja bajo una luz violeta. En la imagen se puede leer “sello del Gobernador”escrito en un estilo de caligrafía antigua japonesa. También las partes azúles del fondo del billete se convierten en un amarillo verdoso fluorescente.
  • Imagen latente: desde un cierto ángulo de visión, aparece el número “2.000” en la parte inferior izquierda de la cara del billete y la palabra “NIPPON” (Japón en japonés) en la parte superior derecha del reverso.
  • Tinta de color variable: el número “2.000” en la esquina superior derecha del anverso convierte su color de verde a púrpura al girar el billete.
  • Tinta de perla: en las áreas blancas de los márgenes derechos e izquierdo de la cara del billete, aparece una imagen semitransparente, que ha sido impresa con tinta rosa de perla, al mirar el billete desde diferentes ángulos.

Más información Yen:

La nueva etapa del dinar

El 15 de octubre de 2003 los billetes iraquíes post-Saddam entraron en circulación, emitidos por el Banco Central de Iraq en cooperación con la Autoridad Provisional de la Coalición. Con ello se procedió a la destrucción de más de 10.000 toneladas de los antiguos billetes en los que imperaba la imagen de Hussein. Los nuevos billetes, fabricados por la compañía británica De La Rue, han sido ilustrados con escenas de importantes contribuciones científicas, históricas, económicas o del paisaje iraquí en denominaciones de 50, 250, 1.000, 5.000, 10.000 y 25.000 dinars.

El billete de 25.000 dinars

  • Marca de agua: en el nuevo dinar iraquí la marca de agua en la parte blanca derecha de la cara del billete es la cabeza de un caballo, que se hace visible a contraluz.
  • Gama de color: múltiples tonalidades de color rojizo buscan dificultar la falsificación del billete, a la vez que se constituyen en un elemento de diseño.
  • Papel de tela: De La Rue ha integrado fibras de tejido en el papel para conferirle un tacto especial y hacer el nuevo dinar más resistente y duradero que el anterior.
  • Impresión en relieve: en la cara del billete, las palabras “Central Bank of Iraq” han sido impresas en relieve. En el reverso, aparecen dos sellos circulares con este tipo de impresión.
  • Hilo de seguridad: un hilo metálico de seguridad incorporado verticalmente en el centro del billete puede ser apreciado a contraluz o reflejando una luz potente sobre él.
  • Sensibilidad a los ultravioleta: las marcas de agua que incorpora el nuevo dinar pueden ser apreciadas al trasluz, pero para una completa autentificación se pueden apreciar bajo los rayos ultravioleta. 

Más información dinar: