Arthur Heygate Mackmurdo

Impulsó un diseño adaptado a la sociedad, con énfasis en la naturalidad de las formas

Publicado en

Publicado en el 2001
Facebook Twitter Google plus Linkedin Email Share/Save

Mackmurdo (1851-1942):  Con una trayectoria que discurrió entre la arquitectura y el arte aplicados al diseño, la figura de Mackmurdo ha quedado más ligada a su papel como ideólogo que a sus producciones. Una gran inquietud intelectual le llevó a promover diferentes asociaciones y movimientos para impulsar un diseño adaptado a la sociedad, con énfasis en la naturalidad de las formas, entre ellos el grupo Century Guild, considerado un precursor del Art Noveau. No obstante, su nombre ha quedado también unido a una de sus creaciones, el escritorio Mackmurdo, considerado una de las primeras piezas de mobiliario Arts and Crafts. Igualmente, su libro Wren’s City Churches (1883) ha sido reconocido un antecedente de los conceptos del diseño moderno.

Nacido en Londres, inició su andadura profesional como aprendiz de prestigiosos arquitectos de la época, como T. Chatfield Clarke y James Brooks. Posteriormente, las ideas del profesor y crítico John Ruskin, de quien fue alumno en la Escuela de Pintura de Oxford, abrieron un nuevo horizonte en su formación. En 1874, Mackmurdo acompañó a Ruskin en un viaje por Italia, donde entró en contacto con la arquitectura clásica y renacentista. Desde entonces, las visitas a ese país serían una constante en su vida y se convirtió en activo partícipe de la Sociedad para la Protección de los Edificios Antiguos, en cuyo seno conoció a William Morris. Éste le inspiró a dirigirse hacia la creación artesana e investigó en nuevas formas de expresión y materiales como la escultura en piedra, el bordado, el metal y el mobiliario.

En 1882, junto a Selwyn Image fundó la cooperativa artística Century Guild, con la filosofía de poner todas las ramas del arte al servicio del artesano entendido como artista. También formaron parte del grupo creadores de diferentes ámbitos de expresión como George Heywood Sumner, William de Morgan, Clement Heaton, Benjamin Creswick o H.P. Home. La producción de Century Guild fue muy variada, abarcando desde mobiliario hasta creaciones textiles, en metal, esmaltes o papel. Mackmurdo se encargó de diseñar y editar el diario del grupo, The Hobby House, el cual también aunó las ideas de Ford Madox Brown, James Abbot MacNeill y Frank Brangwyn. En ese marco, la labor de Mackmurdo sirvió de puente entre las ideas reformistas de la generación de Ruskin y Morris y la joven generación de los Aesthetes.

En 1888, Mackmurdo colaboró con Walter Crane en la fundación de la Asociación Nacional para el Avance del Arte y su Aplicación a la Industria y a partir de entonces se concentró en la formulación de sus teorías sobre el papel del arte en la reforma social, plasmadas en los libros The Human Hive (1926) y A People’s Charter (1933).

Hoy sólo se conserva una pequeña muestra de la obra original diseñada por Mackmurdo, que puede ser apreciada en la galería William Morris de Walthamstow y en la galería de Colchester.