Lo más nuevo

Texto complementario a

La de tarjetas telefónicas
Aún no hemos visto más que en ficción publicitaria máquinas que vendan móviles, aunque todo llegará. De momento, las tarjetas de recarga ya se pueden encontrar en minivending. Los explotadores auguran un gran futuro: el mantenimiento es mínimo, una pequeña máquina puede guardar un gran stock e incluso están preparadas para funcionar con pilas y poder ser colocadas en cualquier lugar sin necesidad de toma de corriente.

El bar automatizado
La panacea para empresarios que no quieren asumir costes ni  responsabilidades con una plantilla de empleados. En un pequeño local de 20 m2 se pueden colocar máquinas con todos los servicios de un bar: bebidas frías y calientes, snacks, tabaco, bocadillos… Además, el bar automatizado está abierto 24 horas al día, 7 días a la semana.

Internet / Fonovending
El sector intenta apuntarse a las telecomunicaciones. Algunas máquinas incorporan un teléfono para uso público. Otras, como una cafetera de Lavazza, permiten navegar por internet.

El supermercado automáticoEs como el gran escaparate de una tienda. Tras el cristal se muestran todos los productos perfectamente ordenados: frutas, pastas, embutidos, cepillos de dientes… Por un sistema de coordenadas se elige lo deseado y un robot lo lleva hasta el cajón de recogida.

Para vestirse
Unos tejanos, unos panties, una camiseta, un pijama… todo tipo de ropa puede ser vendido en vending. Lo saben muy bien los americanos y los japoneses, a quienes se les ofrece incluso paraguas en las máquinas por si la lluvia los coge desprevenidos

Pago mediante el móvil
Según los expertos es la gran revolución que llega al vending. Con una llamada desde el móvil se abona el importe y la máquina responde facilitando el producto, sin necesidad de monedas, billetes ni tarjetas de crédito.

Máquinas conectadas
Las máquinas de vending se integrarán en una red de telecomunicaciones propia. Cada explotador tendrá acceso desde su central al estado de cuentas stock de sus máquinas, situación del stock, posibles averías, lo que redundará en un mejor servicio y en menos costes de mantenimiento.