El negocio del cibersexo

Texto complementario a

El negocio del cibersexo mueve en todo el mundo, según algunas estimaciones, alrededor de 1,2 billones de dólares anuales, aunque como sucede con todo lo que envuelve a este negocio es difícil de precisar con exactitud. En cualquier caso, se calcula que las páginas web dedicacas al ocio para adultos mueven hasta un 80% del comercio electrónico en Internet. Por otra parte, aunque aún puedan triunfar las páginas montadas por, digamos, una persona en la habitación de su casa, cada vez se precisa una mayor inversión para entrar en un negocio ya muy competitivo.

Pago por descargas: principalmente descargas de videos pornográficos; en muchas páginas es posible descargar un video de unos 10 minutos por el precio de alrededor de 1 euro. Los pagos, habitualmente, pueden realizarse mediante tarjeta de crédito, Paypal e incluso con un SMS.

Suscripciones: muchas páginas ofrecen una tarifa plana mensual, de manera que el usuario tiene acceso a todos los contenido con una suscripción que puede oscilar entre los 10 y los 30 euros mensuales.

Video Online: otro de los servicios de pago que reportan pingüe beneficios son las conexiones a webcams de strippers y modelos eróticos en directo; además, la última tecnología posibilita que se conecte más de un espectador a cada espectáculo, con lo cual las web multiplican sus ingresos.

Guía para navegantes: algunas web no hacen su negocio con la venta de productos de cibersexo sino publicitando a otras web que pagan por ser anunciadas. Actúan así como una guía para navegantes interesados en encontrar sites de ocio para dultos.

Webs asociadas: muchas de las empresas disponen de una red de webs o se afilian con diferentes webs del mismo ámbito, compartiendo contenidos, autopublicitándose y, en definitiva, buscando las sinergias favorables para el buen funcionamiento de su negocio.

Marketing sofisticado: algunas de las páginas de cibersexo son vanguardia de diseño y técnicas de marketing en internet, con grandes inversiones económicas –algunas empresas inviertan hasta 1 millón de dólares- para lanzar y difundir el producto. Ello no quita para que también hayan triunfado pequeñas empresas que tras ser montadas por una o dos personas han crecido hasta abrirse un lugar en ese competitivo negocio.

Alta tecnología: precisan de potentes servidores y de técnicos altamente cualificados, especialmente para poder mantener una alta calidad de servicio en condiciones de tráfico denso: una buena página puede recibir alrededor de 2 millones de visitas diarias y, por ejemplo, la estrella porno Danni Ashe presume de recibir 3 millones de visitas al día.