¿Por qué volvemos a la Luna?

Texto complementario a

  • Viabilidad: El viaje tripulado a la Luna es tecnológicamente viable y a un coste muy inferior que, por ejemplo, los viajes a Marte. La experiencia de establecer una colonia estable en la Luna podría servir para desarrollar las capacidades y conocimientos necesarios, tanto a nivel técnico como social y humano, para posteriores misiones en el espacio a otros planetas. Además, la Luna gracias a su atmósfera cero podría servir de mejor base de lanzamiento espacial que la Tierra y como plataforma de observación espacial.
  • Investigación científica: Todo tipo de investigaciones se podrán realizar en la misma luna. Por ejemplo, el estudio de los impactos de cometas sobre la Luna podría aportar información sobre los orígenes del sistema solar, hace 4,7 billones de años.
  • Explotación de recursos: si se confirma la existencia de hielo en los polos, como las imágenes tomadas a distancia parecen demostrar, se abriría el paso al establecimiento de una colonia humana. Del agua se podría obtener aire y energía a partir de sus componentes, el hidrógeno y el oxígeno. Además, se estima que se podrían explotar recursos minerales que podrían ser "exportados" en bruto a la tierra o servirían para la fabricación de componentes que después viajarían hasta la tierra.
  • Envío de energía a la tierra: el Lunar Solar Power (LSP) es un sistema que propugna el envío de energía solar desde la Luna, donde la cantidad de insolación es mayor que en la Tierra. La energía recogida en la Luna se convertiría en microondas energéticas que podrían ser recibidas en estaciones terrestres. Los científicos estiman que este proyecto podría ser operativo en el año 2050 y que proporcionaría energía limpia sustituta de las energías fósiles contaminantes y al alcance de todo el planeta.
  • Mejores telecomunicaciones: El desarrollo de la infraestructura necesaria para realizar viajes regulares a la Luna y establecer una colonia allí permitiría tener control y acceso rutinario a la órbita geosincrónica (GEO), la zona situada a 23.000 millas de altitud donde se hallan en órbita la mayoría de satélites de comunicación, con lo cual se podrían realizar reparaciones u operaciones necesarias en ellos.
  • Turismo: A sólo 4 días de trayecto, el viaje a la Luna se presenta como la última gran aventura turística. Numerosas empresas comerciales están detrás de esa posibilidad. De momento, las primeras misiones estarían ceñidas al viaje y algún pequeño paseo por la superficie lunar pero en un futuro no lejano podrían haber hoteles y avanzados complejos turísticos.
  • Otros fines comerciales: Alrededor de las misiones lunares se crearán todo tipo de posibilidades de marqueting, desde la venta de planos detallados de la Luna para fines educativos, científicos o recreativos, venta de fotos de otros planetas tomados desde la luna, venta de souvenirs.