Nano-beneficios y Nano-riesgos

Texto complementario a

Potenciales Nano-beneficios
Los defensores de la nanotecnología aseguran que en pocos años habrá provocado una revolución prácticamente sin precedentes y le atribuyen capacidad suficiente para ayudar a conformar un mundo mucho mejor que el actual.

  • Productos más baratos: tal como se conciben las nanofactorías, estas serán capaces de producir todo tipo de productos de manera autónoma actuando sobre las estructuras moleculares, sin precisar de maquinaria para transformar la materia pues no necesitaría materia. Una nanofactoría sería incluso capaz de autoreplicarse en pocas horas para duplicar su producción y podría ser instalada en cualquier parte del mundo sin grandes costes de infraestructura. Esta capacidad es observada como una posible vía para obtener productos más baratos y accesibles en las zonas del planeta más desfavorecidas.
  • Descontaminación: los sistemas de nanofiltrado son capaces de purificar el agua no potable eliminando prácticamente al 100% la existencia de posibles bacterias y virus. Ello puede permitir un uso sostenible de recursos, gracias al reciclaje, y la limpieza de ríos y mares con alto nivel de contaminación. Igualmente, al operar en escala molecular, la nanotecnología podrá eliminar la polución del aire además de que será posible crear sistemas de obtención de energía no contaminantes.
  • Expansión de la tecnología solar: el avance del uso de la energía solar encuentra uno de sus principales frenos en el alto coste de la tecnología fotovoltaica. La nanotecnología abaratará su producción de y permitirá un mejor aprovechamiento de esa fuente energética incluso en días nublados, así como el almacenamiento de la electricidad obtenida.
  • Ordenadores más potentes y baratos: los ordenadores de la nanotecnología serán supercomputadoras cientos de veces más potentes que los modelos más avanzados de la actualidad. Además, todo lo necesario para su funcionamiento no ocupará más de un milímetro cúbico. Su coste de producción será de menos de un céntimo de euro, con lo que podrán estar al alcance de todo el mundo. Ello también será aplicable en el caso de las agendas electrónicas y los teléfonos móviles.
  • Medicina más eficiente: nuevos nano-fármacos inteligentes ya están siendo capaces de detectar y acabar directamente con bacterias o virus presentes en el cuerpo humano. En un futuro se espera que los nano-robots sean capaces de viajar por el sistema circulatorio y realicen todo tipo de intervenciones, desde destruir tumores cancerígenos hasta reparar órganos dañados.
  • Ampliación de la esperanza de vida: la nanotecnología no sólo mejorará las técnicas de diagnóstico y curación, permitiendo una mejor calidad de vida, sino que también se espera que en un futuro se puedan realizar procesos de rejuvenecimiento mediante la recolocación de los átomos. En un principio, cuanto menos se habla sobre la posibilidad de retrasar el envejecimiento mediante la continua reparación de tejidos.
  • La conquista del espacio: el alto coste del transporte de material en el espacio es una de las grandes rémoras en las expediciones espaciales. Gracias a la nanotecnología se podrán construir máquinas más pequeñas, ligeras y útiles para la vida fuera de la Tierra, con lo que se abrirán definitivamente las puertas para la colonización del sistema solar.

Potenciales Nano-riesgos
La nanotecnología también tiene sus detractores y posibles riesgos de gran calado que pueden derivarse de un mal uso de estas novísimas tecnologías.

  • Nano-post-capitalismo: si, como se espera, las nanofactorías son capaces de producir autónomamente una gran variedad de productos, sin prácticamente intervención humana, que además serían más baratos, duraderos, pequeños... se podrían producir disrupciones en las bases del actual sistema económico, con la destrucción de puestos de trabajo e incluso, según algunas consideraciones, la instauración de un nuevo sistema económico que sustituiría al capitalismo.
  • Riesgos ecológicos: la nanociencia permitirá crear todo tipo de nuevos materiales, pero también se corre el riesgo de que pueda tratarse de nuevas clases de productos no biodegradables o ecológicamente contaminantes.
  • Consideraciones éticas: la posibilidad de crear nanorobots capaces de viajar por el cuerpo humano o de realizar todo tipo de actividades sin que se perciba su presencia... la manipulación a escala molecular sin duda abrirá un debate sobre las implicaciones éticas similar al existente respecto a la manipulación genética.
  • Invasión de nano-robots: las nanofactorías podrán tener la capacidad de autoreplicarse, lo cual si llega a quedar fuera de control podría provocar una auténtica invasión de nano-robots. Los más alarmistas han dibujado un escenario en el cual millones de nano-máquinas serían capaces de tomar decisiones complejas de manera inteligente imponiendo, incluso, su voluntad sobre los hombres.
  • Control: si la nanotecnología puede modificar por completo la sociedad, la ecnomía, la salud o el medio ambiente, se hacen necesarios organismos de control para evitar un mal uso de los nuevos avances. Sin embargo, debido a su misma condición, de completa innovación que opera en un campo inexplorado hasta la fecha, incluso las aplicaciones que existen a nivel comercial están escapando de los órganos reguladores establecidos, pues estos no tienen aún normativas respecto al mundo nanométrico.
  • Monopolizar la vida: ya está existiendo una fuerte carrera entre las grandes compañías mundiales para patentar cuanto antes nuevos procesos nanotecnológicos, algo que podría conducir a tener la patente sobre la producción de elementos y materias primas naturales pero elaborados de una manera ‘artificial’. Hay quien considera que se puede llegar a una situación en la que una serie de multinacionales tengan un monopolio sobre la vida.