Modalidades de cibersexo

Texto complementario a

La cosa empezó ya hace algún tiempo con las páginas web de fotos pornográficas y de relatos eróticos, pero las posibilidades de práctica de cibersexo van aumentando conforme evoluciona la misma red.

  • Chat: se está convirtiendo en la forma más común de practicar cibersexo, tan popular como ver fotos pornográficas online; muchas personas empiezan en la actualidad con el chat y posteriormente experimentan con tipos de cibersexo más sofisticados. Se practica tanto en web chats como mediante mensajeros instantaneos y se puede efectuar como cibersexo 1 a 1 o a modo de orgía, en grupo con varios participantes. Los participantes pueden disfrutar del juego de la seducción y darse mutua satisfacción gracias a la interactividad de esta modalidad.
  • Email: es menos utilizado que el chat porque no provee la misma interactividad en tiempo real, pero algunos practicantes pueden iniciar su relación en un chat y proseguirla utilizando no sólo el e.mail sino también el teléfono hasta, posiblemente, terminar con una cita en la vida real. 
  • Juegos de rol on-line: existen MUDs y MMORPGs diseñados especialmente para la práctica del cibersexo. Los MUDs, MMORPGs, TinyMUD o MUCKs son juegos de rol on-line, de todo tipo, con múltiples participantes que se encarnan en personajes o avatares. Cuando estos juegos están centrados en la práctica del sexo se les suele conocer como MudSex, TinySex o simplemente TS. Evidentemente, se trata de una de las formas que más producen la desconexión de la realidad y la creación de una nueva identidad.
  • Webcams: Algunas páginas web ofrecen la opción de conectar con las webcams de profesionales que se exhiben en actitudes eróticas. También algunas ofrecen la posibilidad de conectar con webcams de usuarios, mientras que otros optan por realizar una conexión particular, de usuario a usuario, utilizando sus respectivas webcams. En internet, existen páginas de trucos para el uso de la webcam en la práctica del cibersexo, consejos del tipo cuándo es el momento adecuado para encender la webcam o para pedir a la ciberpareja que lo haga, cómo salir bien en la cámara, cómo moverse ante ella…
  • Audioconferencias: gracias a que los mensajeros instantáneos ya permiten la opción de conferencias de audio, los aficionados al cibersexo pueden establecer una conversación hablada; se trata entonces de algo semejante al sexo telefónico. Sus ventajas son que se puede jugar con entonaciones sensuales o gemidos y el contacto puede ser más cercano. Pero en contrapartida se pierde anonimato y puede resultar más difícil crearse una nueva identidad y ya no digamos pretender ser de un sexo distinto al que se es.
  • Videos: se pueden encontrar videos pornográficos tanto de profesionales como de amateurs. La mayoría de páginas ofrecen unos segundos de video gratuitos pero es necesario pagar alrededor del coste de un SMS para descargar un video completo de unos 11 minutos. El usuario los puede guardar en su ordenador y hacer uso de ellos a su gusto, para su sólo disfrute, para compartir con una pareja…
  • Fotos: a diferencia de los videos, la contemplación de las fotos suele ser gratuita. Habitualmente están agrupadas en un gran número de secciones, similares en la mayoría de webs dedicadas, tales como amateur, fetichismo, asiáticas, maduras, mojaditas, universitarias, negras, sexo anal, latinas… Y también a diferencia de los videos los usuarios suelen contemplarlas online –aunque existe la posibilidad de descargarlas- y la sesión suele terminar con una masturbación en solitario. 
  • Relatos eróticos: también se suelen agrupar en categorías (infidelidades, autosatisfacción, sadomaso, orgías, lésbicos, filial, gay, dominación…) y están escritos por los mismos usuarios, habitualmente presentándolos como experiencias propias, aunque ello puede tratarse de una licencia literaria. Se trata también de una forma individual de practicar el cibersexo, para amantes de la lectura…