Los modelos prometidos

Texto complementario a

  • M400 Skycar: posiblemente el más espectacular de los coches voladores que se aprestan a surcar los cielos, tanto por sus prestaciones como por su diseño y también porque puede ser el primero en ser comercializado. Estará equipado con tecnología VTOL, que posibilitará el despegue y aterrizaje vertical como un Harriet Jet. Con capacidad para cuatro pasajeros, los ocho motores colocados en los laterales del vehículo desarrollan 720 caballos de potencia que le permitirán elevarse verticalmente y después avanzar a una velocidad máxima de 644 kilómetros por hora y una de crucero de 563 kilómetros por hora. En cuanto al combustible, su diseñador afirma que tanto gasolina, gasóleo, alcohol, queroseno o propano podrían ser utilizados y que el consumo será comparable al de un coche de tamaño medio. La conducción será controlada por computadora y sistema GPS por satélite. Como medidas de seguridad se prevé equiparlo con dos paracaídas, que se accionarían automáticamente en caso de accidente depositando al vehículo de forma segura, y airbags internos y externos para reducir los efectos de un posible impacto. Su coste inicial está estimado en 1 millón de dólares, pero la compañía calcula que podría ser comercializado a 50.000 o 60.000 dólares cuando se iniciara la producción en serie. Foto: http://www.moller.com/
  • SkyRider X2R: Desarrollado por la compañía estadounidense MACRO Industries Inc. puede despegar y aterrizar verticalmente usando el sistema VTOL. Su velocidad máxima es de 600 kilómetros por hora y la velocidad de crucero es de 463 kilómetros por hora. El sistema de navegación está controlado por GPS y las computadoras de a bordo pueden ser dirigidas por voz, con lo cual el piloto sólo tendrá que indicar el destino indicando la calle o el número de teléfono del lugar adonde se dirige y el vehículo haría por sí mismo el recorrido sin necesidad de conducirlo, aunque será posible algún tipo de control manual. Las primeras unidades, que la compañía anunció que tendría listas para el año 2006, serán de dos plazas y su coste se estima que estará entre 500.000 y 1 millón de dólares, pero MACRO Industries prevé que pueda ser comercializado por 50.000 dólares conforme aumente la demanda y la producción. También está previsto el desarrollo de modelos de 5 y 7 plazas,  que aun y así cabrían en un garaje con capacidad para dos coches. Fotos: http://www.macroindustries.com/website/files/skyrider/1024_/index_main.htm
  • CityHawk: En Israel, el Dr. Rafi Yoeli diseña para la compañía Urban Aeronautics el CityHawk, con capacidad para dos personas, tecnología de despegue VOTL y que puede elevarse hasta unos 2.500 metros. Además, sus dimensiones de 2,2 x 4,7 metros permiten que pueda ser estacionado en una plaza de parquing estandard. Dispone de cuatro motores de combustión interna que alimentan dos “ventiladores” los cuales permiten el despegue y aterrizaje vertical además del desplazamiento horizontal. Su velocidad de crucero será de entre 145 y 161 kilómetros por hora. Se prevé que los primeros modelos se usen principalmente para operaciones en áreas a las que no pueden acceder los helicópteros, debido al tamaño de sus rotores, pero no se descarta que pueda llegar a convertirse también en un vehículo de transporte personal. Fotos: http://www.roadabletimes.com/roadables-vtol_citihawk.html
  • X-Hawk: Primo hermano del CityHawk, desarrollado también por Urban, está siendo concebido como un vehículo de intervención rápida para rescates médicos y evacuaciones, especialmente en lugares de difícil acceso incluso para helicópteros, y en cuanto a ello acondicionado para el traslado de heridos y poder realizar las primeras intervenciones. Pero basándose en ese modelo y con unos pocos cambios interiores, el X-Hawk también se prepara para servir como taxi, coche-volador de patrulla policial, de cuerpo de bomberos, militar... no es que no pueda ser usado como automóvil particular, pero el precio estimado de 2,2 millones de dólares aleja esa posibilidad a la mayoría de los usuarios. Se prevé que el primer prototipo, que podrá elevarse hasta unos 3.650 metros, entre en fase de pruebas a finales de 2006 y que los primeros modelos se comercialicen a finales del 2009. Fotos: http://www.urbanaero.com/Urban_Main.htm
  • Sokol A400: El ingeniero  Branko Sarh, de Advanced Flying Automobile Company, está desarrollando lo que presenta como un vehículo de modo dual, capaz de viajar por la carretera con la velocidad de un automóvil y de volar con las velocidades de un avión. Y es que a diferencia de otros prototipos de coches voladores, que se basan en el aterrizaje y despegue vertical, el Sokol A400 se asemeja a un coche normal al que se le han adosado unas alas retráctiles. En su modo de avión precisaría de una pista de despegue y aterrizaje y para desplazarse por carretera bastaría con apretar un botón para que las alas se replegasen sobre sí mismas y quedasen recogidas en el cuerpo del automóvil. Según su diseñador, el vehículo podría trasladar a cuatro personas por carretera, a una velocidad de 160 kilómetros por hora, pero en vuelo, a una velocidad máxima de 256 kilómetros por hora, sólo sería apto para dos pasajeros. Fotos: http://www.afaco.com/index.html
  • Volante Flying Car: otro concepto de coche volador que también se queda en un híbrido entre coche y avión. En este caso, el usuario debe acoplar o retirar manualmente las alas según quiera hacer uso del coche o del avión. Pero según su creador, K.P. Rice, eso no lleva más de cinco minutos y los componentes que permiten el vuelo pueden ser transportados en el mismo Volante cuando éste se convierte en coche. Una propuesta menos innovadora que el Skycar, el Skyrider o el X-Hawk, pero que según la compañía que lo promueve ha demostrado un comportamiento excelente en las pruebas realizadas. En vuelo puede alcanzar una velocidad de 240 kilómetros por hora, transportando a dos pasajeros, pero está concebido para quienes disponen cerca de su casa –y en el destino al que vayan- de un amplio espacio para usar como pista de despegue y aterrizaje y que con este vehículo puedan evitar los controles y esperas en los aeropuertos. Fotos: http://www.volanteaircraft.com/index.htm
  • Airscooter II: el máximo promotor de este ingenio volador equipado con tecnología VTOL, Woody Norris, ha recibido este año el más importante premio a la invención que se otorga en Estados Unidos, el premio Lemelson-MIT, dotado con medio millón de dólares. Se prevé que el Airscooter, que recibe su nombre porque está concebido como un vehículo individual de fácil manejo, como una moto scooter pero en aéreo, esté a la venta antes de que finalice el año con un precio de unos 50.000 dólares. Funciona con gasolina, con lo cual se reduce el gasto que representaría alimentarlo con el combustible de helicópteros o avionetas. Se conduce de forma manual simplemente accionando un manillar similar al de una moto. Tiene autonomía para dos horas de vuelo a 88 kilómetros por hora y no se precisa licencia de piloto – en Estados Unidos- si se vuela a menos de 121 metros y en un espacio aéreo no restringido, aunque el aparato puede ascender hasta 3.050 metros. Fotos: http://www.airscooter.com/pages/airscooter_main.htm
  • Springtail EFV-4B: otro vehículo aéreo individual, de concepción similar al Airscooter, equipado también con VTOL y en este caso operado por un sistema de control por ordenador aunque la conducción se realiza mediante dos mandos a la altura de las manos del usuario, quien adopta una posición vertical, de pie. Dos hélices en la parte superior –de un metro de diámetro- permiten alzar el vuelo hasta un máximo de 3.475 metros de altitud. Puede viajar a una velocidad de crucero de 152 kilómetros por hora y a una velocidad máxima de 182 kilómetros por hora, con una autonomía para 294 kilómetros. Fotos: http://www.trekaero.com/ | http://www.millenniumjet.com/trek_aerospace_springtail_efv4b_images.html