Las últimas innovaciones

Texto complementario a

Sin cuarto de máquinas: Los ascensores más avanzados no precisan del cuarto de máquinas que antaño se ubicaba en un casetón en los tejados de los edificios. En su lugar, un motor de frecuencia variable instalado sobre la cabina aporta mayor precisión, fiabilidad y confort en el desplazamiento. Y el espacio que antes precisaba el casetón en el edificio se pude usar para otros fines. Las empresas de fabricación de ascensores más importantes del mundo iniciaron las investigaciones a principios de los pasados 90 y los primeros modelos sin cuarto de máquinas fueron presentados en 1996. El sistema se basa en integrar un motor síncrono de imanes permanentes, de muy reducidas dimensiones, que se acopla a la polea de tracción con enormes ventajas de rendimiento, reducción de ruido y vibraciones.

Cables de aramida: estos cables (elaborados con una amida aromática y comercializados con los nombres de kevlar o twaron por las empresas Dupont y Akzo, respectivamente) sustituyen a los tradicionales cables de acero con la ventaja de que ofrecen la misma capacidad de carga pero su peso es cuatro veces menor; esto es especialmente beneficioso en los edificios de gran altura, donde los pesados y largos cables de acero requerían de otros cables de compensación. Además, la vida del cable de aramida es cuatro veces superior a la del acero, gracias a que no está sometida a los mismos procesos de corrosión, con lo cual se consigue mejor mantenimiento y seguridad.

Cintas planas: Por su parte, el ascensor GEN2, de Otis, sustituye los cables tradicionales por unas cintas planas reforzadas de acero, ligeras y flexibles. Se trata del primer gran cambio en la tecnología de tracción desde que se inventó el ascensor. Con sólo 0,3 cm de espesor y 3 cm de ancho esas cintas contienen más hilos de acero que un cable convencional, lo que aporta mayor fiabilidad, y además son más silenciosas y posibilitan un viaje más suave y confortable.

Internet en el ascensor: algunos ascensores incorporan ya una pantalla plana conectada a Internet. Así, el trayecto entre piso y piso puede ser amenizado con noticias, el estado del tiempo o las carreteras, información del edificio en que se halla el pasajero… Ese servicio no sólo es ofrecido por algunas de las más importantes compañías fabricantes de ascensores sino que también se han creado empresas especializadas para este fin. Así, por ejemplo, Captivate Network (Massachussets) fue creada en 1997 y ofrece un sistema de conexión sin cables que presenta titulares de diarios o información de bolsa. Su servicio está siendo utilizado en San Francisco y en Chicago.

Seguridad vía internet: Los recursos de Internet también se aplican en materia de seguridad: una conexión ininterrumpida durante 24 horas de cada ascensor con unos servicios centrales de la empresa responsable permite realizar diagnósticos continuos para prevenir posibles fallos, controlar el estado del aparato e informar inmediatamente de cualquier incidencia. Una de las soluciones existentes en este campo es la plataforma M2M (machine to machine o mobile to machine) ofrecida por Nokia, que integra la comunicación Internet y GSM. La compañía de ascensores Kone usa el sistema de Nokia para controlar vía remota la eficacia y seguridad de sus elevadores y montacargas.