A favor y en contra de las investigaciones en el espacio

Texto complementario a

Las “grandes” motivaciones de la NASA
Oficialmente, la NASA expone cinco grandes razones por las que considera necesario continuar la investigación espacial y, en concreto, llevar a cabo misiones espaciales a Marte.

  • Para profundizar en la búsqueda de los orígenes de la vida en la Tierra y extender la vida en el sistema solar
  • Para comprender el pasado y futuro de la Tierra aprovechando los nuevos descubrimientos que se obtengan sobre el pasado y futuro de otros planetas
  • Para expandir nuestra existencia en el sistema solar, aprendiendo a vivir y trabajar en otros planetas
  • Para continuar la búsqueda de la humanidad en los campos del conocimiento y la experiencia y así mantener los esfuerzos científicos realizados desde hace siglos 
  • Para abrir oportunidades al desarrollo comercial

Algunos argumentos contra la investigación espacial
En diferentes círculos, se levantan argumentos contra la investigación del espacio por parte de la humanidad o, cuanto menos, contra la forma en que se está realizando.

  • Las prioridades terrestres. La humanidad debe destinar sus recursos a resolver primero los múltiples problemas que hay en la Tierra. Con el dinero que se destina a la carrera espacial se podría ayudar a paliar el hambre en el mundo, se podría avanzar en el desarrollo de tecnología que permitiera el uso de energías alternativas no contaminantes y, en general, a resolver otras muchas necesidades para permitir una vida mejor en nuestro planeta. 
  • No a la contaminación espacial. Algunas voces críticas advierten que, tras contaminar la Tierra, la humanidad está haciendo lo mismo con el espacio. Se calcula que alrededor de 150.000 fragmentos considerados “basura espacial” circulan por el espacio, se estima que pueden representar unos 3 millones de toneladas de desechos debidos a la acción humana. De hecho, sólo el 5% de los objetos que el hombre ha enviado a la galaxia están en activo, la parte restante son fragmentos de satélites, cohetes y objetos creados por el hombre que no se encuentran operativos.  No a la comercialización del universo. Para algunos, la forma en que se está desarrollando la investigación de la galaxia tiende a reproducir las desigualdades que dominan en la Tierra. Ese proceso se estaría agudizando con los proyectos de comercialización que se barajan, entre los cuales figura a largo plazo incluso la posibilidad de crear centros hoteleros y de ocio en el espacio. De hecho, el turismo espacial ya fue inaugurado por el millonario Dennis Tito. Pero los críticos cuestionan a quién correspondería la “propiedad” del espacio y defienden que debería ser protegido como “Patrimonio del Universo”.