Experimentos telepáticos

Texto complementario a

Telepatía telefónica
A muchas personas les puede haber ocurrido en alguna ocasión que estén pensando en alguien y en ese momento precisamente esa persona les llame por teléfono. También, hay quien afirma saber quién hay tras el hilo de teléfono justo cuando éste empieza a sonar, sin estar esperando la llamada de esa persona.
Rupert Sheldrake, actualmente en el Instituto de Ciencias Noéticas de San Francisco, quien se doctoró en biología en Cambridge, estudió filosofía en Harvard y desde hace años realiza investigaciones en torno a la telepatía especialmente en relación con animales, expone un experimento para comprobar si se da una comunicación telepática previa a la comunicación telefónica o si se trata de simples coincidencias a las que habría que sumar el ejercicio de la memoria selectiva, es decir, la gente recuerda las veces que acertaron los nombres de las personas que les llamaron pero olvidaría otras muchas más en que estuvieron equivocados.
Para corroborar la existencia de telepatía, Sheldrake propone que el sujeto designe a cuatro personas con las que parece haber existido previamente ese tipo de respuestas telepáticas telefónicas. Un director del experimento debe conocer el nombre y el número de teléfono de esas personas. Se escogen días y horas concreta para realizar las pruebas. Quince minutos antes del momento elegido, el sujeto debe estar tranquilo, leyendo o realizando otra actividad relajada (pero no mirando la televisión porque esto puede distraer su atención). Es conveniente registrar la sesión en video. Entonces, si por ejemplo la llamada está prevista para las 11:15, el director telefonea a las 11 a uno de los cuatro participantes. A las 11,15, esa persona debe llamar al sujeto y éste dice a la cámara de video el nombre de la persona que piensa que está llamando; entonces, descuelga el teléfono y dice también su nombre antes de que la otra persona diga nada.
Se estima que la casualidad puede influir en un 25 por ciento de los aciertos; si los aciertos van más allá de ese porcentaje se precisa analizar los datos estadísticos para determinar su significancia. Según Sheldrake, en una serie de 10 llamadas con cuatro potenciales personas a llamar, cuando se producen 6 o más aciertos se puede hablar un resultado relevante y de la existencia de comunicación telepática.

Otros ejercicios telepáticos
Dentro de la Parapsicología, se afirma que un cierto grado de telepatía puede ser estimulado y acrecentado mediante la práctica y entrenamiento. Según eso, algunos ejercicios podrían servir tanto para desarrollar posible dotes telepáticas como para averiguar si se poseen.

  • Colores: uno de los ejercicios recomendados para empezar se refiere a la transmisión de colores. Un sujeto transmisor coloca ante sí varias laminas de papel de diferentes colores; el sujeto receptor se sitúa enfrente, cerca pero separado por una pantalla que les impida verse. El emisor elige un color y lo transmite mentalmente y el receptor avisa en el momento en que cree saber el color pero sin decir cuál es. Así se va haciendo sucesivamente, cada individuo apuntando el orden en que transmite y recibe los colores. Cuando se da por finalizado el ejercicio se comprueban los aciertos y errores. En una serie de 25 emisiones se considera que ha habido comunicación telepática cuando se han acertado más de cinco colores.
  • Test de cartas Zener: Desde los primeros experimentos sobre la telepatía, iniciados por el doctor Rhine en la pasada década de los 30, se han usado unas cartas que fueron especialmente diseñadas para este tipo de investigación. Si bien las llamadas cartas Zener –que reciben el nombre del psicólogo que las creó- son las usadas habitualmente en estos experimentos también pueden servir las figuras de una baraja española o cartas del Tarot. De cualquier manera, la baraja Zener consta de 25 cartas distribuidas en cinco mazos; cada grupo de cinco cartas muestra respectivamente un círculo, un cuadrado, una estrella, una cruz y unas ondas. En el experimento telepático, el receptor debe intentar percibir qué símbolo está transmitiendo el emisor. Igualmente, si se acierta en más de 1 de cada cinco cartas se considera que existe comunicación telepática.