Estudiando al contrincante

Texto complementario a

Frente al entrevistador, los expertos proponen "comportarse como uno es sin intentar fingir" frente al entrevistador, ello no implica bajar la guardia, pues nunca se trata de una charla en igualdad de condiciones, sino más bien de dar siempre lo mejor de uno mismo y únicamente lo mejor. Pero no está de más contar con una preparación psicológica para poder echar carta en todas las bazas. Dos expertos en selección de personal, Charles-Henry Dumon y Alexis de Bretteville, recomiendan aconsejan en "El puesto es suyo" que se esté preparado para "bailar" con cada uno de los tipos de personalidad predominantes en los entrevistadores.:

  • Frente al seleccionador "pensador" -ese que intentará descubrir cualquier fallo del currículum y querrá escuchar todos los detalles de la carrera, apuntando en un papel sin mostrar sus emociones- se deberá responder de manera clara y concisa, con orden y argumentos. En cambio,
  • Si el candidato se topa con el entrevistador "amigo" que abunda en el trato humano -se le conocerá porque en su despacho tendrá fotos y artículos personales- es conveniente aprovechar el feeling, sin por ello dejarse ir excesivamente mostrándose demasiado afable.
  • Podría aparecer también un entrevistador "líder", capaz de plantear preguntas sorprendentes, aparentemente ajenas a la entrevista, como ¿cuál ha sido el día más feliz de su vida?. Con él se debe ser ágil, flexible, reflexionando rápidamente para usar todas las respuestas como una muestra de las aptitudes personales.
  • Si el carácter del interlocutor fuese del tipo "conductor" -amante de llevar la batuta y frenar la iniciativa- hay que saber que quedaría impresionado por una persona en la que destacase la lealtad, la obediencia y no se dejase llevar por el riesgo, originalidad o fantasía.