China en el espacio, futuro y pasado

Texto complementario a

China en el espacio, futuro:

Carrera meteórica: el Programa Espacial chino, bautizado como Proyecto 921, fue aprobado por el Gobierno chino hace 11 años y desde entonces se han destinado 2.169 millones de dólares, de los que se han gastado cerca de 100 millones en cada uno de los hasta ahora cinco lanzamiento de las naves tipo Shenzhou.

Presencia permanente: China pretende crear, hacia finales de esta década, una Estación Espacial con presencia permanente de astronautas chinos en el espacio y un laboratorio espacial para realizar experimentos a gran escala en el cosmos y buscarles aplicaciones, Según Zhang Qingwei, subdirector del Programa Espacial Chino y director de la Oficina para Vuelos Espaciales Tripulados, “la infraestructura que desarrollemos en la estación espacial permanente servirá como plataforma para una exploración más profunda del universo".

A la luna: Los dirigentes chinos no han aportado nuevas informaciones sobre sus proyectos de exploración lunar, pero en anteriores ocasiones han  manifestado su intención de enviar una nave al satélite hacia el año 2006. Se desconoce si la misión sería tripulada.

Patriotismo: China pone buenas dosis de patriotismo entre las motivaciones de su particular carrera espacial, así, por ejemplo, el director de la Oficina para Vuelos Espaciales Tripulados, Xie Mingbao, afirmó: "tenemos que conseguir de forma independiente nuestra tecnología, porque tenemos la responsabilidad de relanzar el espíritu patriótico de nuestra nación, colaborar en el desarrollo económico de China y formar talentos propios para el futuro".

Más chinos al espacio: tras el regreso a la Tierra del primer astronauta chino, Yang Liwei, la Oficina para Vuelos Espaciales Tripulados anunció que en menos de dos años se lanzará el Shenzhou VI tripulado por al menos tres astronautas y con un laboratorio a bordo para realizar diferentes experimentos.

Satélites con Brasil: una semana después del exitoso vuelo tripulado, el miércoles 22 de octubre, fue lanzado desde Taiyuan (provincia china de Shanxi) el satélite de observación remota CBER-2 financiado conjuntamente por China y Brasil. Los dos países planean enviar al espacio otros dos satélites durante los próximos siete años. El CBER-2 supervisará el cambio de recursos terrestres en la Tierra con el estudio de las tierras cultivables, recogerá datos sobre desastres naturales y humanos y sobre agricultura, recursos minerales y contaminación ambiental.

Cooperación internacional: Si de momento Estados Unidos no coopera con China en desarrollo ni misiones espaciales, además de Brasil o Rusia la Agencia Espacial Europea tiene en concreto un proyecto de colaboración para estudiar los efectos del Sol en la Tierra, llamado “Estrella doble”. En este ámbito, son significativas declaraciones de los dirigentes chinos que afirman “no planeamos construir un transbordador espacial tipo Columbia, pero estamos dispuestos a coopear de igual a igual con cualquier nación que nos lo pida”.

Cronología del Programa Espacial chino

  • Septiembre 1955: el ciudadano norteamericano de origen chino Tsien Hsue-sen, un cofundador del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, abandona los Estados Unidos hacia China tras cinco años de arresto domiciliario por acusaciones de simpatías comunistas. En China se convierte en el dirigente del programa espacial.
  • 1960: China lanza su primer cohete.
  • 1968: La Agencia Espacial China se prepara para su primer viaje tripulado al espacio y establece el año 1973 para realizarlo pero la falta de presupuesto y apoyo político hacen cancelar el programa.
  • 1970: China se convierte en el quinto país del mundo en enviar un satélite al espacio exterior, con el Dongfanghong 1 (el este es rojo).
  • 1992: Tras la retirada de Tsien, el programa de Lanzamientos que recibe el nombre de Proyecto 921 pasa a ser responsabilidad de Qi Faren, entrenado en Rusia.
  • 1995: Rusia acepta dar soporte a China en el desarrollo de la tecnología espacial necesaria para realizar vuelos tripulados al espacio y empieza a entrenar a astronautas chinos en la Academia de Cosmonautas, en las proximidades de Moscú.
  • 20 de noviembre de 1999: primer resultado éxitoso en el lanzamiento de la cápsula Shenzhou 1, sin tripulación. Tras otros tres intentos con buenos resultados se anuncia un futuro lanzamiento de un vuelo con un astronauta a bordo con fecha prevista para finales del 2003.
  • 15 de octubre de 2003: China pone en órbita el Shenzhou V con Yang Liwei a bordo y se convierte en el tercer país del mundo en llevar a un hombre al espacio.