AUV de guerra

Texto complementario a

Los AUV de la Navy estadounidense

En la actualidad: cazaminas
Los AUV’s están siendo utilizados para detectar la presencia de minas explosivas submarinas, algo que anteriormente estaban haciendo delfines especialmente entrenados. Una vez detectadas las minas estas aún deben ser detonadas por buzos humanos pero en el futuro se espera desarrollar sistemas completamente autónomos.

  • El Remus (Remote Enviromental Monitoring Unit System): De 1,3 metros de largo y con una autonomía de 22 horas en profundidades de entre 3 y 12 metros, ha sido utilizado por la Navy estadounidense para detectar la presencia de minas en el Golfo Pérsico pues allí los explosivos se encuentran en posición cercana a la superficie. La táctica empleada consiste en sumergir “escuadrones” que rastrean con sus sonares una zona determinada, cada AUV se dedica a una pequeña porción de ese espacio submarino. Al cabo de unas horas emergen y comunican sus hallazgos.
  • Battlespace Preparation: Desarrollado por la Navy y la compañía Blueffin Robotics, está preparado para trabajar en una zona de profundidad inferior a la que opera el Remus, es decir entre los 12 metros y hasta varios cientos. Mide 3 metros de largo, 0,5 metros de diámetro y pesa unos 225 quilos, aunque se trabaja en una nueva versión de tamaño más “manejable”. A diferencia del Remus, utiliza sensores acústicos y se está desarrollando un sistema de gradiometros magnéticos - sensores que usan magnetos para detectar alteraciones producidas por objetos metálicos- y químicos –que podrían detectar materiales explosivos-.
  • Seahorse: es un nuevo submarino autónomo que la Navy estadounidense pondrá en funcionamiento este año. De 8,5 metros de longitud, dispondrá de una autonomía de 72 horas para operar en profundiades de entre 30 y 300 metros. Con estos AUV, además de trabajar en la detección de minas para su destrucción se espera prever la aparición de conflictos bélicos. Es decir, se prevé realizar mapas de zonas de potencial conflicto y la hipotética detección de minas en esos áreas anunciaría una agudización de las hostilidades bélicas.

Futuro. Detonadores de minas
Los actuales AUV aún no son capaces de detonar las minas submarinas que encuentran y las dificultades para lograrlo son diversas. La primera es conseguir una certeza absoluta de que la pieza identificada es realmente una mina explosiva y no algún equipo de investigación oceanográfica de, pongamos, un valor de 1 millón de euros. Y el siguiente paso radica en evitar perder el minisubmarino por la deflagración de la explosión; es más, en la actualidad la misión de destrucción de minas por parte de AUV es poco menos que kamikaze, y ello no compensa por el enorme coste del minisubmarino.  Frente a ello se trabaja en construir AUV de bajo coste que pudieran explotar junto a la mina. Y cara al futuro en el Navy’s Coastal System Station de la Armada estadounidense se está desarrollando el AUV Surf Zone Crawler, un pequeño vehículo de menos de un pie de longitud especialmente concebido para detectar y destruir los explosivos sin perder su integridad en la misión.

Futuro: estrategias de guerra. 
El minisubmarino autónomo preparado para la guerra por la Armada estadounidense es el Manta, llamado así por su semejanza con esa especie de pez. De varios cientos de pies de distancia, está preparado para integrarse en la estructura de los grandes submarinos, como si formase parte de su casco. Desde esa posición es lanzado cuando se requieren sus servicios, manteniéndose en comunicación acústica con el submarino nodriza. Así, el Manta realiza patrullas de reconocimiento para detectar la posición exacta de las naves enemigas. Aún más, el Manta está siendo preparado para que él mismo pueda lanzar otros AUV más pequeños que rastreen todo el espacio submarino y estos a su vez enviarían submarinos aún más pequeños.